jamon directo guijuelo

Steak tartar de jamón ibérico Guijuelo con yema curada

El steak tartar es un plato con leyenda, cuyos orígenes resultan sorprendentes e inciertos. El filete tártaro se elabora con carne cruda, picada y macerada y suele acompañarse con huevo también crudo, cebollas, alcaparras etc.

Existen diferentes hipótesis en torno al nacimiento de esta preparación culinaria. La más extendida atribuye su autoría a los jinetes tártaros de una tribu de Mongolia. Éstos depositaban trozos de carne cruda bajo las sillas de las caballerías, con el fin de ablandarla y consumirla después. Sin embargo, esta teoría ha sido rebatida por infinidad de expertos (la sudoración de los animales terminaría estropeando el alimento).

Para otros, el steak tartar es una receta proveniente de la Polinesia francesa. En este lugar del Pacífico era habitual comer carne cruda. A principios del siglo XX, los hoteles y restaurantes galos popularizaron la receta. El prestigioso diccionario “Larousse Gastronomique” la define como preparación a base de carne cruda y huevo, sin necesidad de ser acompañada con salsa tártara.

El plato ha aparecido en diferentes obras literarias a lo largo de la historia, como en “El Conde de Montecristo” de Dumas o en “Miguel Strogoff, el correo del zar” de Verne. Hoy día, el steak tartar es uno de los platos estrella del restaurante parisino Jules Verne, situado en la Torre Eiffel.

En esta ocasión, te explicamos cómo preparar un suculento steak tartar de jamón ibérico de bellota D.O.P. Guijuelo. Una auténtica delicia para los sentidos, que mejora sin duda la preparación originaria.

Ingredientes.

Precisamos los siguientes:

  • Jamón de bellota 75% ibérico de tujamondirecto.com.
  • Pepinillos en vinagre.
  • Alcaparras.
  • Mostaza de Dijon.
  • Manteca de cerdo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre de Jerez.
  • Huevos.
  • Azúcar.
  • Agua.

Elaboración.

En primer lugar y para preparar las yemas de huevo, mezclamos un poco de azúcar y sal. Colocamos las yemas encima y las cubrimos con otra porción de los mismos ingredientes.

Tras unos veinte minutos, trasladamos con sumo cuidado las yemas a un recipiente con agua para limpiarlas. Reservamos en papel secante con aceite de oliva.

Picamos en pequeños dados el jamón ibérico D.O. Guijuelo de tujamondirecto.com, al igual que los pepinillos y cebolletas. Más tarde, los aliñamos con mostaza de Dijon, vinagre y aceite de oliva virgen extra.

A continuación, agregamos la manteca de cerdo y rectificamos de pimienta y sal. Colocamos en un molde. Sobre los trocitos de jamón situamos la yema correspondiente, con algunas gotas de aceite de oliva para conseguir más brillo.

Esta delicia puede tomarse con tostas de especias, para evitar el uso de cubiertos.

Nuestros jamones y embutidos ibéricos son, por sí mismos, auténticos manjares dignos de ser degustados. Sin embargo, existen preparaciones gastronómicas que consiguen ensalzarlos y potenciar aún más su aroma y sabor. El steak tartar es, sin duda, una de ellas. ¿Te animas a probarla?.

📸 Torres en la Cocina

Más artículos populares sobre este tema

Deja un comentario

Top