jamon directo guijuelo

Cómo maridar un buen vino con el mejor jamón ibérico de bellota

El jamón ibérico de bellota marida a la perfección con vinos como el fino, la manzanilla, el tinto joven, el crianza o el cava. En tujamondirecto.com nos esmeramos por elaborar y comercializar las mejores paletas y jamones ibéricos, que resultan ideales para combinar con cualquier buen vino.

Tujamondirecto.com se esmera a diario por elaborar y distribuir las mejores paletas y jamones ibéricos de bellota, ideales para degustar acompañados de una copa de buen vino español.

Combinar un buen vino con el mejor jamón ibérico de bellota no debe hacerse de forma arbitraria. Las reglas del maridaje resultan fundamentales, para que ambos alimentos se complementen y enriquezcan mutuamente.

Existen algunas normas generales y básicas al respecto. Así, un vino tinto con mucho alcohol ensombrece comidas livianas o ligeras. Sin embargo, resulta idóneo para regar platos contundentes y proteicos, como cocidos o determinadas carnes. Los caldos dulces van muy bien con postres (se refuerzan los sabores) y con comidas ligeramente saladas. Los blancos y rosados, por su parte, compensan a las mil maravillas preparaciones grasas y refuerzan el sabor de las recetas menos saladas.

El maridaje del vino y, en este caso, el jamón ibérico es casi un arte. Uno de los elementos no debe exagerar los rasgos del otro, ni reducir sus características más sobresalientes. Lo ideal es que ambos componentes se potencien y ensalcen entre sí.

Entonces, ¿con qué caldos maridar un buen jamón ibérico?.

Jamón ibérico de bellota y vino, ¿matrimonio perfecto?

El jamón ibérico y el vino son dos emblemas de la gastronomía española. Una correcta combinación de ambos manjares puede multiplicar las potencialidades y beneficios de los dos. El maridaje perfecto de estos dos iconos culinarios de nuestro país es el culmen de la excelencia. Pero, ¿qué principios fundamentales hemos de tener en cuenta para conseguirlo?.

Antes de analizar algunas normas esenciales, hemos de recordar una idea nada baladí. La combinación perfecta de vino y jamón ibérico difiere en función del corte que se realice al segundo. La degustación es diferente cuando comemos jamón en láminas finas o en dados pequeños y, por tanto, el maridaje puede variar sustancialmente.

En general, la mayoría de expertos considera que el fino y la manzanilla se alían de manera óptima con el jamón ibérico de bellota. Los dos elementos salen reforzados de dicha alianza. Ambos caldos andaluces crecen cuando riegan el producto estrella de la dehesa y éste acentúa su delicioso sabor cuando se acompaña de estos generosos vinos.

Los tintos jóvenes, por su parte, maridan perfectamente con las paletas ibéricas de bellota D.O. Guijuelo de tujamondirecto.com. El sabor poco profundo de este tipo de caldos no logra esconder el profundo aroma de las segundas.

También se recomienda acompañar el jamón ibérico de bellota con algunos espumosos, como el cava. Los caldos más secos ennoblecen el sabor de las lonchas de cualquier ibérico.

Por último, ciertos tintos de crianza también maridan magistralmente con los jamones ibéricos de bellota. Son caldos afinados y estructurados, que pueden gozarse sin camuflar el intenso, delicioso y penetrante sabor del jamón.

El vino y el jamón van de la mano desde hace siglos. Las combinaciones óptimas entre estos dos protagonistas son infinitas, aún aplicando las reglas de maridaje descritas en párrafos precedentes. La calidad de ambos es una premisa básica para obtener resultados sublimes. En tujamondirecto.com nos esmeramos por conseguir jamones y paletas ibéricas de bellota de máxima calidad. Los caldos de nuestro país tampoco andan escasos de excelencia. El maridaje perfecto entre los dos componentes, por tanto, eleva al cuadrado las características de uno y otro, proporcionando a los consumidores momentos únicos e irrepetibles.

 

Más artículos populares sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top