jamon directo guijuelo

Las emociones que provoca comer jamón ibérico

Existen múltiples factores que nos invitan a comer jamón ibérico de bellota: sus beneficios para la salud, su increíble sabor, su suave textura o sus demostrados efectos antienvejecimiento. Estaréis de acuerdo en que, cuando nos llevamos una loncha (o varias) de jamón ibérico a la boca, sentimos un placer tan intenso que, en ocasiones, es difícil de expresar. De hecho, la mejor manera para hacer comprender a los demás ese sentimiento es permitirles que alarguen la mano y cojan a placer todas las tajadas que deseen. Pues bien, numerosos estudios científicos demuestran que consumir jamón ibérico de bellota genera multitud de emociones. En esta ocasión, os vamos a hablar sobre ellas.

 

El sexo marca la diferencia

Los estudios científicos a los que aludíamos al principio de este artículo han obtenido diferentes conclusiones sobre qué ocurre en el cerebro de las personas cuando comen. Además del innegable placer que supone tomar jamón ibérico (algo conocido por todos), ha quedado demostrado que los hombres y las mujeres no reaccionan de la misma manera ante los alimentos.

Según estas investigaciones, el cerebro femenino comienza a trabajar con el simple hecho de contemplar la comida. En cambio, el masculino necesita catarla para generar emociones. En ambos casos, entra por los ojos, pero de forma más intensa para ellas.

 

La clave está en la actividad neuronal

el jamón ibérico provoca emocionesAunque a lo largo de la historia y durante la infancia se vincula corazón con sentimientos y emociones, lo cierto es que es el cerebro el que los controla. Comer jamón ibérico mejora la actividad neuronal, lo que favorece que podáis sentir un abanico mucho más amplio de emociones, algo que, en definitiva, ayuda al cuerpo a mantenerse sano.

Las más destacadas son:

-Felicidad. El jamón ibérico es un antidepresivo natural.

-Deseo sexual, ya que se ha demostrado que este embutido ibérico favorece tanto la aparición del apetito carnal como del rendimiento durante la relación sexual.

-Inteligencia. Sí, el jamón ibérico os puede convertir en personas mucho más avispadas y que, además, se concentran más rápido y mejor.

-Somnolencia. En dosis abundantes se convierte en el sustituto perfecto de las pastillas para dormir.

Resulta increíble todo lo que puede pasar en nuestro organismo con el simple gesto de llevarnos a la boca jamón ibérico de bellota. Por eso, si queréis que esas emociones sean el no va más, os invitamos a que os deis una vuelta por Tu Jamón Directo y comencéis a sentir.

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Top