jamon directo guijuelo

Cómo elaboramos nuestro hornazo ibérico

Te explicamos paso a paso, de manera sencilla, cómo elaboramos nuestro hornazo ibérico para festejar este “Lunes de Aguas”.

¿Sabes de dónde viene nuestra fiesta de Lunes de Aguas? Pues viene del siglo XVI, época donde Felipe II, tras visitar Salamanca por motivo de su matrimonio, comprueba la vida que Salamanca lleva, en especial la de sus estudiantes. Alarmado por tal vida, promulga un edicto en el que ordena que, durante la Cuaresma y la Pasión, no se podía comer carne y las prostitutas tenían que abandonar la ciudad, para ello las trasladaban a la otra orilla del rio Tormes.

A los 8 días del Domingo de Resurrección, se festejaba la vuelta a la ciudad de las prostitutas y la finalización de la prohibición de comer carne. Ese día los estudiantes preparaban sus barcas en torno a las orillas del río Tormes para traer de vuelta a las prostitutas, mientras que todo el pueblo salmantino se iba al campo a comer su hornazo,  una especie de empanada, elaborada con carne y huevos duros, que no habían podido catar durante toda la cuaresma.

Hoy en Salamanca, sigue está arraiga tradición dónde la ciudad se queda vacía y sus gentes y turistas se marchan a merendar al campo o parques, allí dónde poder tirar una manta y disfrutar del riquísimo hornazo.

Hornazo, suculenta masa realizada con delicadeza con harina, huevo, agua y manteca de cerdo y que se rellena en su interior con nuestro jamón ibérico de bellota, chorizo ibérico de bellota, lomo adobado y acompañado en ocasiones de huevo cocido. Seguro que has oído hablar del hornazo y nuestra afamada fiesta del “Lunes de Aguas”. A continuación, te dejamos la elaboración de nuestro hornazo ibérico para que tú también puedas disfrutar de él.

Ingredientes:

  • 650 gr de harina.
  • 250 ml de agua.
  • 50 gr de manteca de cerdo.
  • 2 huevos.
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 20 gr de levadura fresca de panadería.
  • 150 gr de jamón ibérico de bellota de Tu Jamón Directo.
  • 150 gr de chorizo ibérico de bellota de Tu Jamón Directo.
  • 150 gr de lomo adobado.
  • 10 gr de sal.
  • 1 huevo para pintar.
  • Harina para espolvorear la encimera.

Preparación:

  • Ponemos en un bol grande el agua templada y la levadura fresca de panadería. Podemos usar 1 sobre de levadura seca de panadería, pero no nos sirve la levadura química de bizcochos.
  • Mezclamos bien los huevos, la manteca de cerdo, el aceite de oliva virgen extra y la sal, y  vamos añadiendo la harina poco a poco hasta formar una masa bien fina.
  • Podemos amasar a mano o también podemos amasar en el robot de cocina con el gancho amasador 10 minutos a velocidad baja o si lo deseas también puedes amasar en la Thermomix con la velocidad espiga unos 10 minutos.
  • Hacemos una bola con la masa y dividimos en dos partes. Hacemos nuevamente una bola con cada una de las partes.
  • Dejamos reposar las dos masas, tapadas con papel films, unos 60 minutos o hasta que veamos que ha doblado su volumen. El tiempo siempre va a depender del calor de nuestras cocinas.
  • Extendemos la primera masa con el rodillo de madera, sobre una superficie espolvoreada con harina.
  • Una vez extendida la masa, le damos la forma que nos guste, la habitual es hacer un rectángulo y con un grosor de un centímetro más o menos.
  • Repartimos por toda la masa el chorizo ibérico de bellota, el jamón ibérico de bellota y, por último, el lomo adobado. A modo opcional, si te gusta, pones huevo cocido también sobre la masa.
  • Ahora toca hacer la parte de arriba de nuestro hornazo, así que extendemos la segunda masa de la misma manera que extendimos la primera.
  • Colocamos la masa, cubriendo bien y recortamos la masa que nos sobre salga de los bodes si fuera necesario.
  • Sellamos muy bien los bordes del hornazo para que cuando hornee, no se nos abra ni se salgan los ingredientes.
  • Con la masa que nos ha sobrado de los laterales, hacemos bolitas de masa, las estiramos bien haciendo largas cadenetas y las ponemos a modo de decoración por encima, simulando una red o rejilla.
  • Pintamos con huevo batido.
  • Llevamos al horno, previamente precalentado a máxima potencia y dejamos a 200 grados unos 40 minutos. Estaremos pendiente porque cada horno es un mundo y dependiendo de la potencia, necesitará más o menos tiempo, más o menos temperatura.
  • Sacamos el hornazo del horno y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla para que la base no se quede humedecida.
  • Ya solo nos queda trocear y disfrutar de nuestro hornazo, en el campo junto a nuestra familia o amigos.

Más artículos populares sobre este tema

Deja un comentario

Top