jamon directo guijuelo

Características de la encina, el árbol de la bellota

 “Quercus Ilex” es el nombre científico del que es, probablemente, el árbol más extendido por la Península Ibérica. Quizá por eso además sea este el motivo por el que es considerado el árbol típico español. Desde tiempos inmemoriales, se tienen noticias de los frondosos encinares y de su fruto, la bellota. Ya en los tiempos de la ocupación romana, su historiador Estrabón hablaba de la dieta que seguían los habitantes de la Península Ibérica que consumían las bellotas de las encinas en forma de pan. Para ello, las dejaban secar y las trituraban. También serviría de alimento para los cerdos.

Características principales de la encina

ENCINAAALa encina se extiende por todo el bosque mediterráneo, desde el litoral de España, Francia, Italia, Croacia, Grecia, Turquía, etc. Es resistente a climas secos y de gran exposición solar, puede encontrarse hasta a una altitud de 1.500 metros. Es de hoja perenne y presenta un tipo de hoja esclerófila, es decir, que se encuentra cubierta por una especie de cera, que hace que tenga una textura endurecida. Estas características de la hoja protegen al árbol del calor del verano. Así, evita la deshidratación y además lo protege de las frías heladas en el invierno.

Es una especie muy fuerte que puede crecer en cualquier terreno, excepto en los que no presentan un buen drenaje y prefiere los suelos arenosos. Tolera bien las brisas marinas y es muy resistente tanto al frío como al calor, aunque necesita de sitios soleados. Resulta muy decorativa, pero para ello hay que tener paciencia ya que su crecimiento es muy lento.

La encina, el árbol de la dehesa

La subespecie llamada Rotundifolia es la conocida como Carrasca, la variedad más continental. Su aspecto es más bajo y redondeado y sus hojas también son más cortas. Resiste mejor la sequedad y los inviernos fríos y es la que se encuentra en el paisaje de la dehesa ibérica. En estos terrenos, suele estar acompañada por el alcornoque y el roble, y es el lugar donde pasta libremente el cerdo ibérico que se alimenta de su fruto, la bellota.

Pero los usos de la encina no se limitan solamente a que su fruto sirva de alimento para nuestros cerdos ibéricos y que estos produzcan el mejor jamón ibérico de bellota. También se le da otros usos, como pueden ser la producción de carbón y leña. Para esto, resulta muy adecuada pues su madera tiene un gran poder calorífico y una combustión muy prolongada, por lo que suele utilizarse bastante como combustible para estufas y chimeneas. Otros usos son la producción de madera, por su resistencia y dureza, y para usos medicinales, sobre todo para tratamientos del aparato digestivo y de la piel.

La encina juega un papel muy importante en la producción del jamón ibérico. Gracias a ella, se produce el mejor jamón ibérico. En Tu Jamón Directo, te invitamos a conocer su sabor con nuestros  jamones y embutidos  ibéricos de bellota.

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top