jamon directo guijuelo

Tempura de jamón ibérico

La tempura es una técnica culinaria japonesa que consiste en una fritura rápida de vegetales, carnes blancas o mariscos. En esta ocasión, os enseñamos a hacer una tempura de jamón ibérico de Guijuelo. Una receta sencilla y al mismo tiempo, vanguardista.

Las frituras como la tempura, que se crean a través de una masa de harina, son muy rápidas de elaborar. Lo justo y necesario para que se dore la superficie del jamón ibérico, la masa exterior quede crujiente y el interior conserve todo el sabor.

Elaboración de la tempura

Jamón_ibérico_de_bellota

Loncheado de jamón ibérico listo para la tempura

En primer lugar, deberéis establecer una planificación previa de qué queréis freír. Dado que el jamón ibérico es un producto delicado, del tamaño de un bocado, no hay ningún problema a la hora de hacer una tempura con este producto.

Para comenzar con la receta, tendréis que verter sobre un vaso de agua helada dos yemas de huevo. Con esto crearéis una crema poco uniforme. Una vez cumplido este paso, tendréis que agregar la misma medida de harina que de agua y, en caso de que contéis con él, un toque de sake. Acto seguido, mezclad todos los ingredientes. Es muy importante que no remováis mucho la masa para evitar que quede elástica.

En caso de que optarais por rebozar el jamón ibérico con masa elástica, esta terminaría encogiendo al freírla, por lo que se recomienda dejar varias zonas del jamón sin cobertura. Por lo tanto, lo que debéis conseguir es una masa con pequeños grumitos. En cuanto tenga un poco de consistencia, llegará el momento de echarle un poco de sal, aunque también podréis utilizar un poco de ajo y perejil picado.

A continuación, tendréis que meter todos los ingredientes que os apetezcan a la hora de realizar la tempura de jamón ibérico. La base, creada a partir de finas lonchas de jamón ibérico de bellota Guijuelo, será la cama sobre la que podréis combinar otros sabores como el del queso o la cebolla, por ejemplo.

La fritura deberéis hacerla en una sartén con abundante aceite caliente a una temperatura cercana a los doscientos grados. Una vez se haya dorado la fritura, se estima que este proceso dura un minuto, tendréis que sacarla con una espumadera de rejilla para que escurra el aceite. Para finalizar, podréis acompañar la tempura con diferentes salsas. Optad por salsas agridulces, ¡el resultado os encantará!

Acompáñala con champiñones

Para realizar vuestra receta de tempura de jamón ibérico con champiñones, lo primero que tenéis que hacer es la fritura de jamón. En primer lugar tendréis que extender, sobre una bandeja de horno con papel de hornear, las lonchas de jamón. Después deberéis volver a colocar otra capa de papel. Es importante en este paso poner algo de peso encima para que haga presión. Una buena opción es hacerlo con otra bandeja de horno.

Tras veinte minutos en el horno, deberéis dejar enfriar el jamón y romperlo hasta hacerlo polvo. Una vez hecho esto, haced la mezcla de harina de tempura con agua fría hasta obtener una masa homogénea. Posteriormente tendréis que añadir el polvo de jamón a esta masa y batirla bien. A continuación, deberéis pasar los champiñones por la masa de tempura con jamón ibérico y freír en abundante aceite caliente. Cuando los champiñones estén dorados, únicamente tendréis que escurrir el resultado en papel absorbente para eliminar el aceite sobrante.

Cuando hayáis vertido la salsa sobre la tempura, ya habréis terminado con esta receta sencilla y, a su vez, vanguardista. Recordad que en Tu Jamón Directo podréis encontrar diversas recetas en las que el jamón ibérico de bellota Guijuelo es el protagonista. ¡No os perdáis ninguno de sus platos!

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Top