jamon directo guijuelo

¿Se congelan habitualmente los jamones ibéricos en España?

Una de las grandes preocupaciones que la mayoría de las personas tienen al comprar un jamón ibérico de bellota es saber si están adquiriendo un producto de calidad superior o no.

Sencillamente, los consumidores buscan saber si están siendo engañados o si por el contrario, están pagando un precio justo acorde a las características y cualidades concretas del producto en cuestión. Por ello, hoy, en nuestro blog, os invitamos a conocer un poco mejor las técnicas de congelación de los jamones ibéricos, desgranando la idea de si este hecho afecta a su calidad, o por el contrario, resulta beneficioso, o indiferente.

Congelar un jamón ibérico de bellota: ¿acierto o error?

Al congelarse, el jamón ibérico de bellota no tiene por qué perder calidad.

Al congelarse, el jamón ibérico de bellota no tiene por qué perder calidad.

Alrededor de los productos ibéricos existe una gran cantidad de falsos mitos que es posible que hayáis escuchado en alguna que otra ocasión y que afectan directamente a la afirmación verdadera acerca de su sabor y cualidades. Estas creencias erróneas pueden provocar rechazo y llevaros a desconfiar a la hora de comprar ciertos alimentos, como el jamón ibérico.

Lo primero que debéis saber respecto a la congelación de los jamones ibéricos es que esta técnica no supone ningún riesgo para la salud de las personas que los consumen. No vais a enfermar si consumís un jamón que previamente ha sido congelado. Sin embargo, es importante que conozcáis, antes de hacerlo, que congelar un jamón ibérico de bellota cuando aún no ha comenzado el proceso de elaboración,  no provoca la perdida de  ninguna de sus propiedades más destacadas.

Una vez curados, los jamones ibéricos de bellota son poco sensibles a los cambios de temperatura, aunque, si aún así, decidís congelar vuestro jamón, por que vais a pasar meses sin consumirlo,  la mejor forma de hacerlo es al vacío, con el objetivo de que se conserve bien y siguiendo este orden básico: envasado, colocación durante unas horas en la nevera y luego, traslado al congelador.

¿Se congelan los jamones ibéricos de bellota en España?

La respuesta a esta pregunta es un rotundo sí. La congelación de jamones ibéricos de bellota en España es algo habitual, casi generalizada es la mejor manera de estabilizar la pieza y de asegurarse que el frio llega a las partes mas sensibles, las articulaciones, en las que se encuentra el liquido sinovial que es un caldo de cultivo muy propicio para bacterias nocivas que proliferarían de forma incontrolada y ocasionarían la consiguiente pérdida de calidad del jamón.

Si queréis tener la máxima certeza de que los jamones ibéricos de bellota que compráis son alimentos de la máxima calidad, nada mejor que comprobarlo, de primera mano, realizando una visita virtual a Tu Jamón Directo. Aquí descubriréis los mejores ibéricos con la Denominación de Origen de Guijuelo, pudiendo disponer de ellos en vuestro domicilio en un plazo máximo de 48 horas. Sin duda, mayor comodidad y calidad, imposible.

gif-guijuelo

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top