jamon directo guijuelo

¿Cuál es el origen y las características del cerdo ibérico?

A todos os encantará disfrutar de nuestros productos ibéricos. Sin embargo, tal vez no sepáis cuál es el origen del cerdo ibérico y qué características son las que lo hacen tan especial para la gastronomía. Desde Guijuelo Directo queremos contaros un poco la historia de este animal y desvelaros cuáles han sido las claves a lo largo de la historia para conseguir que se haya convertido en uno de los productos más valorados.

Descubre el origen del cerdo ibérico

Descubre el origen del cerdo ibérico

Origen del cerdo ibérico

Según diversos estudios, el cerdo ibérico tiene su origen en una subespecie mediterránea del Sus Scrofa Mediterraneus y se extiende por toda la zona suroeste de la Península Ibérica.

En un principio, los derivados de este animal no tenían el valor que tienen actualmente. Y es que no fue hasta la mitad de los años sesenta cuando se revalorizó y alcanzó su punto álgido con productos como el jamón y la paleta ibérica. Esto se consiguió gracias a que algunos autores propusieron un cambio en el sistema de explotación del cerdo ibérico. A partir de ahí, la demanda era cada vez más amplia y esto dio lugar a que se industrializasen más animales de esta raza.

Su evolución está ligada a la bellota y a las dehesas del Suroeste español que siguen existiendo gracias, en gran parte, al tremendo esfuerzo y a la ilusión que depositan los ganaderos en su trabajo.

Además, la industria transformadora también ha sido una de las claves en la evolución del cerdo ibérico.

Características del cerdo ibérico

La raza del cerdo ibérico posee unas características peculiares que le distinguen notablemente del resto de especies porcinas.

Es un animal que se ha adaptado muy bien a las condiciones de la dehesa y esto le ha hecho desarrollar una serie de características diferenciadoras como, por ejemplo, su rusticidad, su metabolismo y su desarrollo tardío. También ha ido capacitándose para transformar y acumular las grasas que le aporta la bellota.

Generalmente, su tamaño es medio, de piel oscura y pelo débil o incluso sin pelo. Sus patas son finas, largas y fuertes y sus pezuñas, en la mayoría de los casos, negras (de aquí viene el termino pata negra para referirse a lo mas exclusivo). Es un animal con una historia que recordar. Por eso queríamos contaros sus orígenes.

Aprovechad para obtener todos los productos ibéricos que aporta este animal. Y es que hay que valorar la calidad, y en Guijuelo Directo queremos siempre daros la máxima posible. Por eso, tenéis a vuestra disposición todo lo que os apetezca, desde jamón ibérico de bellota, hasta los embutidos ibéricos más deliciosos. Para eso, solo tendréis que entrar en Guijuelo Directo y disfrutar de la joya de la gastronomía española.

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Top