jamon directo guijuelo

La tapa, cultura ibérica

El Día Mundial de la Tapa es el marco ideal para reconocer la estrecha relación de los productos ibéricos con la cultura del tapeo.

Alimentarse es mucho más que comer. Eso es algo que implícitamente reconocemos cuando, para reñir a una criatura que tiene un comportamiento inapropiado ante la comida. Así comen los animales, les decimos, marcando una clara diferencia a la hora comer entre la necesidad biológica y la liturgia social. Vaya, que los seres humanos dotamos al hecho de alimentarnos de una serie de pautas que dicen mucho de lo que somos, de cómo somos, de nuestras necesidades de relacionarnos, y de las estructuras sociales que hemos ido creando a lo largo de nuestra historia. La cuestión, a partir de esta evidencia antropológica, se centra en entendernos, en comprendernos como sociedad a través de cómo vamos estableciendo esas pautas, de lo que dicen sobre cómo vamos evolucionando.  En nuestra sociedad de las prisas, en la que cada vez cuesta más organizar una vida social al margen del ritmo diario, que nos lleva del trabajo a casa y de casa al trabajo, hemos otorgado carta de naturaleza a un espacio para compartir con amigos, con compañeros, que nos permite disfrutar de un pequeño espacio de  tiempo poniendo un tentempié como coartada: el salir a tapear. Esta costumbre, tan reciente como anclada en el tiempo, se afianza especialmente en nuestro territorio, acompañado con un clima benigno, y casa muy bien con nuestros hábitos tradicionales de encontrarnos en la calle. Esta costumbre, ha arraigado tanto, que ya tiene su propia efeméride: el Día Mundial de la Tapa que se celebra en estos días, el 15 de junio, que marca el fin de la primavera y el inicio del verano. El objetivo de este día no es otro que el de celebrar dentro y promocionar fuera una cultura de la que nos sentimos orgullosos, la del salir a ‘tomar algo’.

Y dentro del abanico de tapas que podemos elegir, encontramos, si nos atenemos al proceso de confección, con unas tapas  muy elaboradas a las que reconocemos dentro de la cocina actual junto con otras más tradicionales y sencillas con las que nos hemos identificado durante toda nuestra vida. Entre estas últimas, los productos ibéricos han sido siempre protagonistas. El chorizo, el salchichón, el lomo, ó el jamón, son una hermosa compañía para la caña de cerveza o al vino y viceversa. Lo que quizá no sea justo del todo, y eso lo sabemos en  Tu Jamón Directo, es el decir que no son productos elaborados. Si no lo fueran, tanto daría un jamón que otro, un lomo que otro, y no es así. Los productos que ofrece Tu Jamón Directo pueden ser catalogados como excelentes porque los cerdos de los que provienen han sido, desde su nacimiento, alimentados con productos naturales de las dehesas, se han criado en libertad ; porque en la elaboración se ha cumplido con el pliego de condiciones, controlado por la Denominación de Origen Guijuelo; porque, al igual que las tapas, la cultura del ibérico, es algo muy nuestro.

Más artículos populares sobre este tema

Deja un comentario

Top