jamon directo guijuelo

La sociabilidad del cerdo, fundamental para su calidad

Para conseguir un buen jamón ibérico de bellota, no sólo influye la alimentación del animal, sino que está comprobado que también afecta el comportamiento del cerdo en su comunidad, es decir, su sociabilidad. Si viven tranquilos y se sienten libres, seguramente el jamón ibérico de bellota que nos proporcionen tendrá mucho más sabor y mucha más calidad.

Un exquisito jamón ibérico de bellota gracias a la libertad e independencia del cerdo

Las piaras de cerdos conviven normalmente en régimen de libertad y en extensas dehesas. Son grupos de, aproximadamente, 50 o 60 cerdos, que conviven a lo largo de toda su vida, en los que las jerarquía se establece mediante el juego desde los primeros meses de vida configurando un grupo heterogéneo, y al que es difícil agregar nuevos miembros.

Podemos decir, coloquialmente, que, cuanto más felices sean, mayor calidad tendrá el jamón ibérico de bellota que proporcionen. El cerdo que sea mas poderoso, encabezara la piara en su deambular en busca de comida, crecerá y engordará más rápido que los mas rezagados que llegan a pesar mas de una arroba menos que los aventajados.

El concepto de “calidad de la carne” no sólo está determinado por el ejercicio que realice durante su vida el cerdo, sino también  por la raza del mismo y por factores del terreno, el hecho de que la finca sea mas o menos escarpada, la cantidad de abrevaderos, etc. Es decir, son muchos los factores que influyen a la hora de seleccionar los animales que tengan  la carne más adecuada para el consumidor final.

Los porqueros deben tener en cuenta estos aspectos para conseguir el mejor jamón ibérico de bellota. Tienen acompañar al principio de la montanera a la piara, cuando aún las bellotas son escasas  para facilitar su alimentación, intentando mejorar su interacción social, su serenidad y su paz.

La alimentación del ganado también influye en la calidad del jamón ibérico

Si el cerdo se siente libre, mejor calidad otorgará al jamón ibérico.

Si el cerdo se siente libre, mejor calidad otorgará al jamón ibérico.

La alimentación del cerdo influye de manera directa en el sabor y en las propiedades de su carne. Evidentemente, el coste de producción de un cerdo criado en el campo y con un grado elevado de pureza es siempre mayor que el coste de aquellos criados en granja.

El jamón ibérico de bellota es el preferido por los chefs de nuestro país dada su altísima calidad gastronómica. Se obtiene de cerdos criados en libertad en la dehesa, que se alimentan fundamentalmente de su delicia preferida, la bellota.

En Guijuelo supervisamos en todo momento la alimentación de nuestros cerdos con un cuidado y una atención constante que otorgan a la carne la máxima calidad. Nuestros productos ibéricos son inmejorables, y es algo que podéis comprobar vosotros mismos en nuestra tienda online, Tu Jamón Directo.

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top