jamon directo guijuelo

Historia del jamón ibérico

Hoy en Guijuelo Directo te vamos a explicar la historia del jamón ibérico, ya que muchas personas consumen este embutido pero no conocen sus orígenes.

Origen del jamón ibérico

El jamón ibérico se remonta al Imperio Romano

Por ello, os vamos a hacer un resumen del origen del jamón ibérico y de su estado en la actualidad.

El origen del jamón ibérico

Cuenta la leyenda que el jamón nació cuando un cerdo murió ahogado tras haberse caído a un arroyo cuyas aguas tenían una elevada cantidad de sal. Fue recogido por unos pastores que lo asaron y descubrieron que la carne salada tenía un sabor muy bueno, sobre todo las patas delanteras y traseras. Desde entonces, cada vez que se sacrificaba un cerdo, se introducían las patas en sal para mejorar el sabor.

Lo cierto es que el jamón surgió en el Imperio Romano, por la necesidad de conservar la carne para que sirviera para consumirse durante todo el año. El proceso consistía en el salazón de la pieza y su curación para poder proteger mejor el estado de la carne. Fue esta necesidad la que permitió desarrollar la técnica de producción de jamones.

El jamón ibérico en la actualidad

Actualmente existe una gran industria centrada en la elaboración de jamones ibéricos, ya que se ha ido convirtiendo en uno de los embutidos más valorados por los consumidores, especialmente en nuestro país. Se pueden diferenciar dos tipos de industrias de jamón:

– Las grandes factorías: aquellas que se dedican a la producción de un producto obtenido de cerdos procedentes de granjas, con un periodo de curación más corto. Este tipo de embutidos son los que encontramos en los supermercados de barrio.

– Las pequeñas industrias artesanas: aquellas donde su producción es más de carácter artesanal. Estas empresas obtienen su materia prima de cerdos que son criados en las dehesas llevando una alimentación más natural. Normalmente son alimentados con bellotas y su estilo de vida es seguido de cerca por sus criadores. Son un tipo de jamones que necesitan muchos más cuidados que los normales, ya que su tiempo de curación es más largo, obteniendo una mayor calidad del producto.

Con el paso del tiempo el jamón ibérico de bellota se ha ido convirtiendo en un manjar que ha ido conquistando otros países hasta convertirse en un mito y no solo eso, sino que también se ha convertido en un alimento diferenciador de la gastronomía española.

Si quieres elegir un jamón ibérico de bellota de calidad, procedente de cerdos criados en libertad, no tienes más que acceder a nuestra tienda online, donde encontrarás tanto piezas enteras como paquetes de loncheados.

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Top