jamon directo guijuelo

¿Cómo se elabora un jamón ibérico?

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo se elabora un jamón ibérico. Vamos a resolver tus dudas y a explicarte paso a paso cómo se hacen.

Curación jamón ibérico

La elaboración del jamón paso por paso

La elaboración de jamones ibéricos es un proceso largo y complejo. En Guijuelo Directo contamos con las últimas tecnologías para ofrecerte siempre los mejores embutidos ibéricos. Para explicar la elaboración de las piezas, hemos dividido el proceso en dos partes, ya que la primera consiste en preparar la pieza y la segunda en que vaya adquiriendo sabor.

Primeras fases de elaboración del jamón ibérico

En primer lugar, se seleccionan las piezas, ya que existen distintos tipos de jamones y se seleccionan en función de varios parámetros de calidad.

El siguiente paso que se lleva a cabo es el salazón, que no es más que cubrir la pieza de jamón con sal marina para que se vaya deshidratando poco a poco, el PH de la carne descienda y van transformándose los músculos en carne curada. Para ello, se meten en unas cámaras donde la temperatura está controlada entre los 0º y los 5º C y la humedad varía entre el 70% y el 90%. El tiempo que se utiliza para este proceso varía en función del peso de la pieza. Aproximadamente la medida es un día por cada kilo que pese.

Una vez finalizado el proceso de salazón, se retira la sal, cepillándolo y lavándolo con agua caliente y después se procede a realizar el asentamiento del jamón ibérico que se realiza en una cámara donde ahora la temperatura oscila entre 0º y 6º C y la humedad está controlada entre un valor que varía entre el 80% y el 90%. Esta vez el tiempo es algo más largo, ya que según el tipo de jamón, la pieza puede estar entre 60 a 90 días en esta cámara.

Secado, maduración y envejecimiento del jamón ibérico

Ahora se procede al secado y maduración de los jamones ibéricos. Para ello, son introducidos en secaderos naturales que están provistos de unos ventanales donde se permite pasar muy poca luz, la suficiente para dejar los jamones en penumbra y así tener controladas las piezas en unas condiciones constantes. Lo normal es que el jamón esté en este proceso de 9 a 12 meses, sin embargo, en Guijuelo Directo curamos nuestros jamones ibéricos, como mínimo, 24 meses para ofrecer la excelente calidad característica de nuestros embutidos ibéricos.

Para terminar el proceso de elaboración de un jamón ibérico, realizamos la fase del envejecimiento en bodegas, donde las piezas experimentan una serie de transformaciones que al cabo del tiempo dan lugar a que alcancen un sabor, aroma y textura características de un producto con un largo proceso de curación .

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Top