jamon directo guijuelo

El vino y el ibérico, una estupenda pareja

El jamón ibérico de bellota que ofrece tujamondirecto se funde con el vino formando una pareja que nos acompañará para que nuestro disfrute no tenga límites.


Existen pares de nombres a los que la historia o las circunstancias a lo largo de las generaciones, han unido para siempre. Nombres que la historia une y no pueden ir el uno sin que el otro aparezca inmediatamente. No tiene sentido Romeo sin Julieta, Cleopatra sin Marco Antonio, Quijote sin Sancho… y viceversa. Nombres que por las circunstancias unen como a Pinto y Valdemoro. Al final, van tan unidos que nos ocurre como a los malos estudiantes con Ortega y Gasset o Ramón y Cajal, que dudamos sin son una pareja o dos personas, dos pueblos o uno solo.

La sabiduría popular, esa que se va acumulando por la suma de generaciones, también tienen poder para unir términos. Así, el jamón ibérico de bellota no puede ir sin su vino y el vino siempre se asocia a su tapa de jamón correspondiente, mejor si es ibérico y de bellota. Y es que ambos, vino y jamón, nacieron cerca, crecieron al lado y terminan formando una combinación ideal.

En www.tujamondirecto.com, orgullosos de la calidad del jamón ibérico de bellota que ofrecemos, andamos empeñados en encontrarles la mejor compañía, por eso nos satisface que, en esta combinación, ambos, jamón y vino, salgan ganando.

Y al hablar de vino, hablamos de (casi) todos los vinos. Bien es cierto que siempre se asoció más el tinto como marido perfecto de las carnes. Al fin y al cabo, la una, por su componente graso, combina a la perfección con el vino tinto envejecido en madera noble. Nadie lo discute. Pero el jamón tiene su punto de polígamo. Casa bien, obvio, con el tinto envejecido, con los reserva y gran reserva pero también con los tintos jóvenes o con algunos vinos que se salen del abanico de los tintos. Los finos y manzanillas, por ejemplo también lucen -y hacen lucir-  los matices de un buen jamón ibérico de bellota cortado en finísimas láminas.

El buen tiempo se aproxima, las calles y plazas se volverán a llenar de gentes que, como es propio en nuestra sociedad, buscan el placer en el encuentro, en compartir. El jamón y el vino, esa pareja que forman un uno, serán la mejor compañía para disfrutar de los ratos con nuestros amigos.

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top