jamon directo guijuelo

El jamón y el vino como estrellas de la historia de las tapas

Tu Jamón Directo quiere celebrar la celebración del Día Mundial de la Tapa y para ello rememora para encontrar el hilo que ha arrastrado desde la Edad Media hasta la actualidad el matrimonio entre el jamón y el vino.


La historia de la tapa está íntimamente relacionada con el jamón. La tapa como la entendemos actualmente es el culmen de una historia que comenzó varios siglos atrás. Tan es así, que el propio nombre de tapa nos retrotrae a aquella época pretérita en que los taberneros utilizaban el alimento sólido, de forma habitual jamón y queso sobre un trozo de pan, para cubrir la boca del vaso o de la jarra y así evitar que el polvo o algún insecto despistado malbaratará el propio vino. El número de siglos atrás no está claro, hay referencias que nos arrastran hasta la segunda mitad del siglo XII bajo el reinado de Alfonso X el Sabio, otras nos llevan hasta el siglo XV cuando, tanto monta, las coronas de castilla y Aragón estaban sobre las cabezas de Isabel y Fernando. En cualquiera de los casos, la historia es similar: un decreto real que obligaba a servir la tapa acompañando al trago de vino con el fin de limitar los efectos del alcohol y sus posteriores consecuencias en forma de riñas y alborotos.

En uno u otro caso, son muchos los siglos en los que el jamón y la tapa forman parte de la misma historia. Por separado son dos productos intrínsecamente nuestros, unidos han consolidado una tradición que ha llegado hasta nuestros días de forma similar a la original pero con alguna diferencia: tapear hoy no es una forma de matar el hambre o evitar encillas sino la excusa perfecta para disfrutar acompañados de los amigos del rato antes de la comida.

Debido a una relación tan añeja y consolidada como la del jamón y el tapeo, Tu Jamón Directo quiere festejar la celebración este 15 de junio del Día Mundial de la Tapa. Nada mejor para tal efeméride que volver a los orígenes y unir en el mismo acto el vino y el jamón. Unos productos que, con ser históricamente celebrados, son ahora mejores que nunca. La calidad de los vinos actuales, el sabor de los ibéricos de hoy en día, suman el conocimiento de muchas generaciones de hombres y mujeres que han sabido mejorar lo que ya parecía inmejorable. Así que,……. copa de vino en una mano, jamón sobre un pan con aceite y tomate en la otra, salud y feliz Día Mundial de la Tapa.

Más artículos populares sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top